(Pulso) La multinacional Abengoa maneja un potente plan de inversiones para desplegar en Chile, estimado en US$10.000 millones para el mediano plazo.

Si bien hoy está abocada a levantar las centrales solares Atacama I y Atacama II -de 210 MW cada una-, una vez que concluyan las obras ya hay dos proyectos todavía más ambiciosos. Se trata de Atacama III y Atacama IV, de 300 MW termosolares (solar 24/7) cada una, y que de acuerdo con el costo de la inversión que hoy tienen estas unidades alrededor del mundo significarían al menos US$5.000 millones entre ambas.

De concretar estas unidades, Abengoa llegaría a un total de cuatro centrales en Chile, alcanzando 1.050 MW en el país e instalándose como el quinto actor tras Endesa, Colbún, AES Gener y E-CL.

[Abengoa espera ventas de hasta 1.570 millones de euros en primer trimestre 2015]

“Abengoa se ha planteado generar 1000 MW en el norte de Chile en los próximos 10 años. Los primeros proyectos son Atacama 1, ya en construcción, y Atacama 2, en proceso de tramitación ambiental, los que en conjunto alcanzan 420 MW”, destaca Iván Araneda, ‎gerente general de Abengoa Solar Chile.

El ejecutivo añade que Atacama 3 y Atacama 4 se enmarcan dentro de los proyectos futuros de la compañía, y evidencian -dice- la confianza  de la compañía en el país y sector energético. “Abengoa se ha planteado un plan de inversiones a mediano y largo plazo en Chile con el que se busca ser un actor relevante en la generación de energía, pero no persigue rankings ni número de participación”, destaca Araneda.

Recuerda que la compañía participó en la última licitación del Gobierno adjudicándose 950 GWh/año, los que abastecerá con una combinación de energía termosolar y fotovoltaica. “Si no pudiéramos ofrecer precios competitivos y reales para nosotros, no nos habríamos presentado ni hubiéramos adjudicado esta cifra. En esta licitación, fuimos la ERNC con mayor número de GWh/año  adjudicados”, destaca.

Afirma que Abengoa firmó hace unas semanas con el fondo de inversión EIG Global Energy Partners (EIG) un acuerdo final para financiar proyectos que serán transferidos a una nueva sociedad,  Abengoa Projects Warehouse-1 (APW-1). Como parte de la transacción, la recién creada APW-1 adquirirá una cartera de proyectos en fase de construcción de Abengoa, incluyendo activos de generación de energía renovable y convencional, de transmisión de energía en diferentes zonas geográficas, incluyendo México, Brasil y Chile.