(Estrategia) Enel Green Power conectó a la red dos nuevas plantas fotovoltaicas en Chile, Lalackama y Chañares, y puso en marcha los últimos 4 MW en el parque Diego de Almagro.

Los parques, ubicados en las regiones de Antofagasta y Atacama, con una capacidad instalada total de 136 MW, han registrado una inversión total de cerca de US$240 millones.

Lalackama, con 60 MW de capacidad instalada, es la planta fotovoltaica más grande de Enel Green Power, y es capaz de generar hasta 160 GWh al año, equivalentes a las necesidades de consumo de unas 90.000 familias chilenas, evitando de este modo la emisión a la atmósfera de más de 100.000 toneladas de CO2. Para la construcción del parque fue necesaria una inversión de unos US$110 millones.

La planta de Chañares, limítrofe al parque solar de Diego de Almagro, con una capacidad de cerca de 40 MW es capaz de generar hasta 94 GWh al año, equivalentes a las necesidades de consumo de unas 53.000 familias chilenas, evitando de este modo la emisión de más de 59.000 toneladas de CO2 a la atmósfera. La inversión total para la construcción de esta nueva planta fue de unos US$70 millones.

Con la puesta en marcha de los últimos 4 MW, se ha completado la operatividad de Diego de Almagro. La planta cuenta con una capacidad instalada total de 36 MW y está compuesta por unos 225.000 módulos, la mayoría de “capa fina”, provenientes de la fábrica de Catania de Enel Green Power.