Proyecto utiliza el sol y la biomasa para la producción sustentable del vino

Sistema de poligeneración escalable (producción simultánea de calor y frío solar) permite a las empresas vitivinícolas aumentar su independencia energética, y disminuir la huella de carbono.

Aportar a la Sustentabilidad en la Industria del Vino es el objetivo del proyecto FIA (Fundación para la Innovación Agraria) denominado “Poligeneración Solar en la Industria del Vino: Aplicaciones en Calor de Procesos y Refrigeración para la Reducción de Huella de Carbono”, desarrollado en conjunto entre Dictuc y las Universidades de Talca y Diego Portales, además de la participación de Fraunhofer Chile como consultor.

Alcances

La iniciativa considera el diseño de un sistema de poligeneración escalable (producción simultánea de calor y frío solar), que permita a las empresas vitivinícolas aumentar su independencia energética, y disminuir la huella de carbono, asociada a sus procesos de producción de vino, para luego transferir la tecnología a la industria mediante servicios de consultoría y suministro de energía en modalidad ESCO, como se denomina a las Empresas de Servicios Energéticos (Energy Services Companies), que se orientan a mejorar la forma en que se utiliza la energía.

Este sistema en escala industrial puede reemplazar hasta un 99% del consumo eléctrico para refrigeración y entre 40-60% del consumo de calor, permitiendo reducir la huella de carbono.

La viña Miguel Torres fue la primera donde se implementó el proyecto, disponiendo de esta forma de un sistema poligeneración solar para el control de temperaturas durante el proceso de vinificación, específicamente en el proceso de elaboración del vino, el que activa un sistema de refrigeración por absorción a través de paneles que captan energía solar, enfriando agua hasta entre 5 y 7 grados Celsius.

Beneficios

Rodrigo Escobar, director de proyecto, explica que esta iniciativa surge debido a que en el proceso de vinificación, la refrigeración representa el principal consumo eléctrico, lo que en Chile además está asociado a elevadas emisiones de CO2 por las características de la matriz de generación eléctrica (aproximadamente 50% termoeléctrica con gran participación del carbón).

Debido a que la demanda de refrigeración es mayor en los meses de verano, con la implementación de este proyecto se configura una oportunidad para introducir sistemas asistidos por energía solar.

De esta forma se constituye una estructura con un equipo de absorción que produce refrigeración a partir de una fuente térmica híbrida, conformada por un campo solar con almacenamiento térmico y una caldera de biomasa, para asegurar el funcionamiento del sistema en periodos de baja radiación solar, además de un secador solar para aprovechar la biomasa de los desechos de producción del vino.

Temas Asociados