Hoy viernes Collahusi y Solarpack inauguraron oficialmente la planta fotovoltaica Pozo Almonte Solar, ubicada en la Región de Tarapacá, que cubrirá el 13% del consumo eléctrico de la minera durante las horas de sol. Con una capacidad de 25 MW, generará 60.000 MWh de energía al año, equivalente a la usada por 25.000 hogares en el mismo lapso, evitando la generación de 50.000 ton de CO2.

La planta es fruto de la primera licitación hecha por una compañía minera en Chile para el desarrollo de este tipo de energía renovable, adjudicada en este caso a la empresa española Solarpack, y representa la de mayor envergadura instalada por dicha empresa hasta la fecha, siendo además la más grande en operación en el SING.

El presidente ejecutivo de Collahuasi, Jorge Gómez, recordó que la planta debió haberse inaugurado en abril pasado, pero que el terremoto del norte obligo a postergar la ceremonia. El directivo resaltó que uno de los hitos de esta planta es que su licitación demostró que las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) son competitivas, lo que posteriormente impulsó el desarrollo de nuevos proyectos de esta naturaleza en el país.

“Es el primer proyecto de generación de ERNC de Collahuasi, lo que significa diversificar nuestra matriz energética”, subrayó, afirmando que la iniciativa es parte de una visión estratégica que se inició con la construcción de un proyecto renovable para la comunidad de Huatacondo, hace unos años.
“Estamos en línea con los compromisos asumidos por nuestro país en poder incrementar la capacidad de generación eléctrica de fuentes provenientes de ERNC”, añadió.

Gómez también destacó la eficiencia energética que ha logrado la compañía, bajo la norma ISO 50001, mejorando el indicador de eficiencia energética de 34,21 giga joules a 22,61 giga joules por ton de cobre entre 2012 y 2013.

Ministro de Energía

En el evento de inauguración participaron autoridades de gobierno, encabezadas por el ministro de Energía, Máximo Pacheco, quien señaló que “la energía que está inyectando hoy la planta inaugurada es reflejo de la normalidad a que debemos llegar en esta zona tan importante”. Tras señalar que todos deberíamos estar orgullosos de ser un país minero, hizo notar que la minería está enfrentando enormes desafíos, y que en el campo de la energía ha debido introducir innovaciones relevantes. Resaltó el carácter pionero de la licitación de Collahuasi, que “calza muy bien con el objetivo que tenemos como Gobierno de incorporar nuevos actores al sector de generación con el fin de elevar el nivel de competencia”, dijo.

“Si hay algo que le hace daño a nuestros hogares y a nuestra economía son los altísimos precios de la electricidad que hay en Chile”, aseveró, agregando que la forma de enfrentar esta situación es trayendo nueva oferta. También enfatizó que se requiere un nuevo rol del Estado, participando activamente como articulador para avanzar hacia una energía sustentable, más confiable, inclusiva y a precios razonables.

Solarpack

Pablo Burgos, director general de Solarpack, destacó el trabajo silencioso de quienes estuvieron detrás de la instalación, en la cual participaron más de 1.000 operarios. Dijo sentirse orgullosos como compañía de haber estado en el arranque de la energía fotovoltaica en Chile. Recordó que cuando llegaron al país los vieron con incredulidad, salvo Collahuasi y el entonces ministro de Energía, Marcelo Tokman.

El ejecutivo español también señaló que hay espacios de mejora, como el de la conexión a redes de este tipo de plantas. “A veces los desarrolladores nos encontramos sometidos a procesos técnicos y administrativos poco claros que producen incertidumbres y retrasos evitables”, sostuvo, abogando por un impulso decidido de pequeños medios de generación distribuida, para evitar los colapsos en las redes eléctricas.