(Xinhua / AméricaEconomía) La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anunció este domingo que programó para la presente gestión una producción de 64,75 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas natural para la venta, volumen que duplica a la producida en 2005.

El presidente de la estatal petrolera, Carlos Villegas Quiroga, dijo a los periodistas en La Paz que este emprendimiento es gracias a la nacionalización y los contratos establecidos con las empresas privadas que operan en el país.

“En 2005, Bolivia produjo 33 MMmcd. Después de ocho años de Nacionalización este año para la venta estamos produciendo 64,75 MMmcd con una capacidad de producción de 66 MMmcd, prácticamente hemos duplicado la producción”, destacó Villegas.

Según la explicación de Villegas, la producción que se genera pasa directamente a YPFB como propietaria de la misma, de tal manera que las empresas privadas no tienen la mínima posibilidad de disponer de ésta.

“No es fácil duplicar la producción en ocho años. Esto fue posible por las inversiones que se desarrollaron, porque las empresas privadas dijeron que aceptan las nuevas reglas del juego en términos de que la política hidrocarburífera y la estrategia está en manos del Estado boliviano”, dijo Villegas.

El incremento en la producción del energético se explica por las inversiones históricas realizadas en todo el proceso de la nacionalización. Para este año se programó una inversión inédita de 3.029 millones de dólares.

“En 2005, la oposición manifestaba que la nacionalización ahuyentaría a las empresas, que no se realizarían inversiones y que no va haber producción y, por lo tanto, vamos a incumplir todos los compromisos especialmente con el mercado nacional.

“Pero ocurre que hubo inversiones, se quedaron las empresas y este año se programó una inversión histórica”, recordó.

Con la producción histórica de gas natural se cubre con holgura el mercado interno y los compromisos de exportación a Brasil y Argentina.

YPFB envía gas natural a la termoeléctrica Mario Covas de Cuiabá, en Brasil, debido a que existe un excedente en la producción de gas natural.

El nuevo contrato está vigente hasta el 31 de agosto de 2014.