Un auto solar eléctrico que permita hacer un viaje de más de 3.000 km, ese el objetivo del Eolian IV. El recorrido en automóvil convencional demoraría unas 56 horas, y aunque es probable que el auto eléctrico se tome algo más de tiempo, la diferencia en el consumo energético será considerable. Por ahora, el equipo de estudiantes y académicos de la Universidad de Chile sigue soñando con el reto, aunque ya tienen algo de experiencia.

El cuarto modelo del Eolian –de ahí su nombre Eolian IV- sigue considerando como “indispensables” a las energías renovables no convencionales (ERNC) en el camino del desarrollo sustentable. “En el ámbito de la movilidad, los sistemas de transporte convencionales son grandes consumidores de energía y generadores de importantes emisiones de CO2 y de otros contaminantes locales”, explica la página web del grupo de investigadores. Y justo ahí parte su motivación original, en la que se hace “necesario un cambio en la manera en la cual nos transportamos dentro y fuera de las ciudades”.

Algunas especificaciones del Eolian IV. (Pulsa la imagen para abrir en mayor tamaño)

Aquí puedes revisar alguna imágenes del proyecto en desarrollo del nuevo Eolian:

Alternativa sostenible y masiva

De hecho, en el largo plazo la misión pasa a convertir al Eolian en una alternativa sostenible y masiva. Sabiendo esto, el colectivo universitario se ha dado cuenta de la importancia de ampliar la capacidad del Eolian. En la cuarta edición del auto está considerada una segunda plaza, un copiloto que asista al conductor y que “pueda interpretar las características de la ruta y monitorear el estado del vehículo”.

Aspectos técnicos. Además del tema del espacio, el equipo liderado por Rodrigo Palma está también preocupado por mejorar aspectos como la aerodinámica, la ventilación del habitáculo o la interacción con los controles del Eolian IV. Y una vez más, el objetivo final del proyecto sale a relucir: “el automóvil solar será diseñado para ser manejado por cualquier persona capacitada para conducir un automóvil convencional”.

La historia del Eolian en imágenes

Complejidad técnica

En este vídeo del Eolian III se aprecia la complejidad en el interior del auto eléctrico. Si por fuera se ve como un aparato sencillo, por dentro es otro cuento: