(Pulso) Uno de los proyectos que se sale del foco de negocio principal de Antofagasta Minerals, cual es la minería metálica, es Mulpun.

Se trata de una iniciativa que busca, a través de complejos mecanismos técnicos, gasificar reservas de carbón existentes en las cercanías de Valdivia, a 40 kilómetros de la capital regional, en la región de Los Ríos.

El proyecto, del que el brazo minero del grupo Luksic posee el 70% de la propiedad, está cerca de quedarse sin su socio minoritario, rol que hoy recae en la australiana Carbon Energy, dueña del 30% restante de la sociedad y que está negociando traspasar su participación a sus socios chilenos.

¿La razón? Carbon Energy ha decidido dar un giro en su estrategia de negocios a nivel internacional, por lo que pasará de ser una empresa desarrolladora de proyectos de carbón alrededor del mundo, a una proveedora de tecnología para estas y otras iniciativas.

En esa línea, la australiana confirmó el inicio de conversaciones comerciales con Antofagasta Minerals, con miras a modificar el joint-venture sobre Mulpun “de acuerdo con la nueva dirección estratégica de la empresa como proveedor tecnológico”, explicitó la firma australiana de manera oficial.

“Mientras tanto, la mayoría de los costos continúan siendo cubiertos por Antofagasta Minerals”, agregó la empresa en su respuesta.

CON EL FRENO

Desde la minera chilena no hubo respuesta a esta inquietud, limitándose a difundir cuál es el estado actual del proyecto.

Si bien, por ahora se han venido haciendo cargo de las inversiones, en Antofagasta Minerals, según consta en su informe anual 2012, Mulpun está en compás de espera mientras se analizan los últimos resultados de los trabajos subterráneos.

“El grupo ha estado trabajando en un potencial desarrollo de gasificación de carbón ó UCG de Mulpun, situado en las cercanías de Valdivia, en el sur de Chile. El trabajo en este proyecto ha sido puesto en pausa temporalmente, para permitir una revisión minuciosa, incluyendo la tecnología que se utilizará. Durante 2012, los costos totales del proyecto alcanzaron los US3,4, incluyendo recursos relacionados con el estudio de factibilidad”, señala el documento de la empresa controlada por la familia Luksic.

Así lo confirma Carbon Energy. “La construcción del primer panel UCG en Mulpun ha sido diferido por Antofagasta Minerals, como operador del proyecto hasta noviembre de 2012, a espera de una relicitación de la construcción y contratos de perforación”, señala la empresa oceánica.

A esto se suma un trabajo comercial tendiente a analizar las opciones que tendría el funcionamiento del proyecto en el mercado eléctrico chileno. Además, se han realizado estudios para conocer la factibilidad de producir amonio y metanol en Mulpun, con miras a aumentar el valor de la iniciativa.

Fuente / Pulso