Con la eliminación de algunos pasivos ambientales existentes en la zona comenzará a materializarse la próxima semana el proyecto geotérmico Quebrada de Zoquete, en su fase de exploración profunda. De acuerdo a lo señalado por el gerente general de la Empresa Nacional de Geotermia (ENG), Oscar Valenzuela, esta etapa permitirá determinar con mayor exactitud el potencial disponible en el sector con miras a obtener energía para generación eléctrica.

Efectivamente, durante una reunión con varios medios de prensa de la ciudad, Valenzuela explicó los alcances de este proyecto, que de materializarse se convertirá en la primera planta geotérmica de Sudamérica.

Entre otros datos, explicó que una planta de geotermia de 40 MW -como la que podría construirse en la zona- produce en un año alrededor de 330,000 MWh, equivalentes a la energía que produce una planta hidroeléctrica de 80 MW y evita la emisión de cerca de 240 mil toneladas de CO2 de combustibles sólidos.

“Con una planta como ésta se puede dar energía a cerca de 130 mil familias”, aseguró.

El proyecto de exploración profunda en Quebrada de Zoquete -ubicada a 4 kilómetros de El Tatio- recibió aprobación ambiental el 3 de julio y considera la perforación de cuatro pozos de más de 2 mil metros.

Según Valenzuela, de desarrollarse todo como ellos esperan ingresarán el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para la fase de explotación durante el primer semestre de 2009.

Fuente: El Mercurio de Antofagasta.