Petrobras se asociará a YPFB en proyectos de interés mutuo y prevé invertir alrededor de US.000 millones en los próximos cinco a seis años, informó ayer la petrolera brasileña.

Los ejecutivos de Petrobras y las autoridades del sector energético boliviano se reunieron ayer en el hotel Europa de La Paz para hablar de proyectos conjuntos y de la nueva Ley de Hidrocarburos (Ley 3058).

La misión brasileña estuvo integrada por el director Internacional de Petrobras, Néstor Cerveró; el gerente de Comercialización, Rogelio Manzo; el gerente para el Conosur, Deccio Odone, y el director de la petrolera, Ildo Sawer. También estuvo José Fernando de Freitas, presidente de Petrobras en Bolivia.

“Estamos acordando un programa de inversiones, de asociación con YPFB con el Gobierno con una inversión de más de US.000 millones en los próximos cinco a seis años”, anunció Cerveró tras la reunión.

Para ello, los gobiernos de Brasil y de Bolivia y los entes petroleros estatales de los dos países, Petrobras y YPFB, respectivamente, firmarán a fines de este mes un memorándum de entendimiento que definirá la asociación entre las dos empresas en proyectos de interés mutuo.

“Estamos cerrando un acuerdo inicial que se firmará (hasta fines de febrero). Este documento relaciona los temas que el ministro (de Hidrocarburos, Andrés Soliz Rada) habló y que tiene que ver con el proyecto industrial, la producción de gas, el polo gasquímico, la termoeléctrica y la producción de biocombustibles”, puntualizó Cerveró.

Añadió que el acuerdo será firmado por los presidentes de las petroleras estatales y por los gobiernos de ambos países. “Dentro de dos o tres semanas firmaríamos ese primer acuerdo que ya sería el marco de los nuevos negocios y de los nuevos proyectos para trabajar entre Petrobras y YPFB”, afirmó.

El acuerdo también incluiría la transferencia de la experiencia brasileña de incentivo al consumo de gas natural en vehículos automotores y en los domicilios, según el ministro Soliz.

Para concretar los acuerdos, el titular de Hidrocarburos aseguró que el Ejecutivo se comprometió a apurar las definiciones de normas en el sector. “Nosotros vamos a acelerar las reformas estructurales que necesitamos para iniciar el diálogo”, aseguró. Estas reformas tienen que ver con la nacionalización, con “determinar que el Estado es el dueño absoluto de los hidrocarburos”, explicó.

“El tema de negociación es tan complejo que abarca muchos puntos, sin embargo, el propósito de Bolivia es que en la medida de lo posible tengamos el control de la mayor parte de los negocios del sector”, apuntó Soliz.
Los ejecutivos de Petrobras también hablaron de comprar más gas e incluso de la venta de las refinerías, aunque todo está sujeto a las nuevas normas, según el ministro del sector.

Soliz Rada sostuvo que un plazo máximo de dos semanas tendrá listos los nuevos modelos de contratos para así comenzar a negociar no sólo con Petrobras, sino con todas las empresas petroleras, de las que percibe están de acuerdo con hablar de nuevos contratos. La Razón-DPA y ANF

Los proyectos

Petroquímica. En febrero de 2003, YPFB y Braskem suscribieron un memorándum para posibilitar la construcción de una planta petroquímica, la cual producirá etileno y polietileno a partir del etano.

Termoeléctrica. La idea de Brasil es construir una termoeléctrica en la frontera binacional. El ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz Rada, habló también de construir otras plantas en Villamontes y otros lugares del país.
Fuente: La Razón.