(México) La discusión de las reformas energéticas del presidente Vicente Fox va para largo.

Francisco Xavier Salazar, presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, dijo que en unas tres semanas la Comisión iniciará el análisis de la propuesta de reforma enviada por el Ejecutivo, debido a que primero finiquitarán el tema del nuevo Régimen Fiscal y autonomía de gestión de Pemex.

“No se está condicionando la propuesta, pero se debe continuar con los pendientes que ya están muy avanzados”.

Fox envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de reformas constitucionales, la cual busca complementar la inversión pública con inversión privada en la exploración, explotación y actividades relacionadas con el gas natural no asociado al petróleo.

Ello implicará modificar los artículos 27 y 28 constitucionales en donde se especifique que sólo corresponde a la nación la explotación del petróleo y de los hidrocarburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos o de minerales radioactivos; la exclusividad en gas natural sería para los privados.

Los pendientes

Una vez resueltos los pendientes de la Cámara, se comenzarán a analizar los posibles cambios a la Constitución, mismos que podrían ser modificados, sobre todo porque responden a una problemática de crisis en gas natural.

Juan Carlos Collado, representante legal de empresas de energía, comentó que se pretende crear una distinción artificial entre la industria del petróleo y la del gas, pero al final del día podría resultar una medida incompleta.

Se requiere de un paquete legislativo que considere reformas constitucionales, Régimen Fiscal y definir un marco normativo que permita otorgar reglas claras del juego.

Además, el riesgo es que se pretenda aplicar el mismo Régimen Fiscal tanto a Pemex como a los privados, porque entonces el interés de las empresas sería prácticamente nulo, porque “los números no saldrían”.

Se tendría que definir el tipo de Régimen Fiscal que aplicaría a los privados que tengan concesiones en exploración y explotación de gas natural no asociado.

Pemex paga más de 60 por ciento de sus ingresos al fisco y lo deseable sería que las empresas que participen en esta actividad pagaran el Impuesto Sobre la Renta, que es de 32 por ciento de sus ingresos.

Salazar aclaró que en caso de que se dieran los cambios se buscará que los privados involucrados en la exploración y explotación de gas no asociado estén sujetos al mismo Régimen Fiscal que Pemex.

Las autoridades pretenden redefinir las actividades de la industria petrolera y la industria del gas natural no asociado y, con ello, hacer un cambio en el esquema económico del país, al pasar de un área estratégica a un área prioritaria a las actividades de exploración y explotación del gas.

En el concepto de área estratégica el Estado mantiene el dominio de los recursos y en la prioritaria conviven inversión privada y social.

Sin embargo, son oportunidades de inversión que se deben aprovechar, añadió el especialista.

Eduardo Andrade, presidente de la Asociación Mexicana de Energía (AME), consideró que el tema de reforma constitucional significará un intenso proceso de diálogo entre los legisladores y el Ejecutivo.

Coincidió con el diputado en que primero se deberá finiquitar el tema de Régimen Fiscal y luego los cambios a la Constitución que permitirían fortalecer la soberanía del país. Para ello el Legislativo deberá contribuir con medidas que permitan asegurar el abasto del gas a los diversos consumidores en México.

El mito

El diputado Ricardo Alegre, integrante de la Comisión de Energía y presidente de la Comisión de asuntos especiales de investigación de los precios del petróleo, comentó que “se debe quitar el mito de que se pierde soberanía si se modifica la Constitución, que data desde 1917”.

“Es un México distinto y hay que adecuarla, y en este caso lo que se busca es adecuarla en gas natural no asociado y diferenciarlo como un producto externo”, añadió.

De lo contrario, “estaremos estancados, debido a la negligencia de aquellos que evitan abastecer el gas natural con costos más bajos”.

Primero, dijo, es necesario sacar adelante el Régimen Fiscal de Pemex en las próximas dos semanas para que después se comience a trabajar el tema de las modificaciones a la Constitución, no se está condicionando, aclaró.

Consideró que los tres partidos más importantes del país tienen posibilidades de retomar el tema de cambios constitucionales para el próximo año, debido a la necesidad que se tiene en el país de lograr una autosuficiencia energética.

Fuente: El Financiero.