(México) Conciente de su pobre producción local, México decidió apoyar inversiones de exploración de yacimientos de gas natural fuera de sus fronteras, principalmente en Perú, Bolivia, Australia y Qatar.

El subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía de ese país, Héctor Moreira, indicó a un medio local que “se estudia un esquema de ganar-ganar: comprar el gas, hacer la inversión, llevarlo a México (…) Implica un cambio fundamental que va a redituar fuentes seguras de suministro a precios más bajos”.

La medida además responde a que México intenta fórmulas para desacoplarse de los vaivenes de precio que ocurren en Estados Unidos y que influyen en el mercado local.

El subsecretario agregó además que “no hay ninguna restricción legal y hay financiamiento a nivel internacional”, para llevar a cabo las iniciativas.

El Gobierno está incluso de acuerdo que se adhieran empresas claves en el proceso energético del país, como por ejemplo la petrolera Pemex, la proveedora de energía eléctrica CFE y otras.