Brasil) Cuando se descubrió el yacimiento de Santos, mar adentro de las costas brasileñas, se ratificó que sería un gran apoyo para la producción de hidrocarburos.

Eso fue recientemente confirmado, puesto que la petrolera estatal Petrobras tiene interés en apurar la entrada en operaciones del yacimiento con miras a 2010, cuando se proyecta se pueda duplicar la producción del combustible, cosa de alejarse de la dependencia de combustible extranjero, principalmente boliviano.

Así al menos lo manifestó a medios locales el director de exploración y producción de Petrobras, Guilherme Estrella: “Se prevé que los campos de Mexilhao y Cedro de esa cuenca comenzarán en 2008 a producir 12 millones de metros cúbicos de gas por día, en conjunto”.

Sobre Santos, yacimiento exclusivo de gas natural y no de petróleo, Estrella dijo que “estamos con dos plataformas en Mexilhao y vamos a enviar otra a finales de año (…). Estamos elevando la confiabilidad de los datos, que están un poco atrasados, pero en dos meses se conocerán”.

Sobre el tema de independencia de energéticos, se informó que el bloque BS-500 de la misma cuenca tiene fecha de inicio de operaciones en 2010.

Según se informó, si bien en 2007 Brasil incrementará su importación de gas natural a 34 millones de metros cúbicos diarios (actualmente importa de Bolivia 30 millones de metros cúbicos diarios), lo cierto es que la idea de las autoridades energéticas es que a 2010 se baje la traída del combustible, paliando el alza en la demanda con hidrocarburos nacionales. Para eso se está trabajando e incluso se aseguró que hacia 2007 la producción de gas natural brasileño se podría duplicar.

En torno al mismo tema, para 2010 Brasil podría experimentar una demanda de gas natural de 100 millones de metros cúbicos diarios, tres veces más d elos que se produce hoy. ¿La razón? Muchas compañías están volcándose hacia ese combustible.